La empresa de logística Urbaser Oy utiliza en sus camiones básculas grúa embarcadas de Tamtron. Estas básculas, de fácil instalación y uso, son hoy en día equipos necesarios ya que la facturación de los residuos está cambiando progresivamente desde el seguimiento de la cantidad de ascensores a la basada en el pesaje. 

Urbaser tiene más de 40 básculas en varios camiones basculantes y camiones de basura que operan en diferentes operaciones de logística de residuos en Finlandia, la mayoría de ellos en camiones de basura. Las básculas están conectadas a las grúas de carga de los vehículos. El Grupo Urbaser, con sede en España y que opera a nivel mundial, cuenta con más de 44 000 empleados. La empresa actúa en el campo de la eliminación de residuos ocupándose de la recolección y el transporte de materiales de desecho de los hogares, bancos de reciclaje e instalaciones corporativas y comunales.

Básculas de grúa a bordo de Tamtron en uso. Petteri Viitanen vacía el contenedor de recogida de cartón del banco de reciclaje en el camión. La báscula que cuelga al final de la pluma mide el peso mientras se levanta. 

Urbaser tiene en Finlandia más de 120 camiones, de las marcas Volvos, Scanias y Merceder-Benzes. Por color, los coches son siempre blancos. Son principalmente camiones de basura, o recolectores de basura, familiares del tráfico urbano. Además de estos, existen vehículos equipados con un contenedor desmontable, con el que se recogen los residuos de empresas y otros grandes contenedores de residuos. Una de estas tareas es mantener la logística para vaciar y transportar los bancos de reciclaje “Rinki” de la empresa finlandesa de reciclaje de envases RINKI Ltd. En estos puntos de recogida se recogen materiales como cartón, vidrio, metal y plástico. Urbaser entrega los materiales recuperados desde estos puntos de recogida. Los contenedores metálicos del banco de reciclaje se vacían al contenedor del camión volquete. Para este proceso, es necesario levantar todo el contenedor en el aire. Los camiones cuentan con grúas de carga de las marcas PM, Hiab o Palfinger. Hay más de 40 vagones con grúas de carga y todos tienen también la báscula de grúa a bordo. Las tarifas de eliminación de residuos se basan cada vez más en el pesaje, por lo que el peso de la masa que se manipula debe conocerse desde el principio.

El módulo de báscula insertado entre el extremo de la pluma de la grúa de carga y el rotador de la garra. La construcción es sólida y sencilla al igual que la instalación. La báscula no requiere mantenimiento. La batería reemplazable se encuentra debajo de la tapa negra. 

TOMA EL CONTROL DE LOS KILOS

Las básculas que utiliza Urbaser son básculas de grúa embarcadas Tamtron ANV. Según Harri Hietala, gerente de Urbaser Oy, la mayoría son de la marca ANV DR10. Las capacidades de pesaje son de 2 toneladas, 4 toneladas y modelos especiales hasta 10 toneladas. El sistema de báscula que acompaña al coche consta de tres partes: módulo de báscula, unidad remota y receptor.

Para determinar un peso, primero la unidad portátil muestra el resultado del pesaje en su pantalla. A través del receptor conectado a una pantalla de cabina, la información de pesaje se almacena inmediatamente en los sistemas de información y se transmite al cliente. Los canales son por bluetooth.

Una vez instalada, la báscula funciona bien durante mucho tiempo. De vez en cuando hay actualizaciones. Las actualizaciones se realizan cuando es necesario con un puerto USB de la pantalla operada por Windows
Harri Hietala
|
Gerente Urbaser Oy

CONDUCIENDO CON PETTERI

Partimos con el conductor Petteri Viitanen para una pequeña ronda para inspeccionar las operaciones de la báscula en la práctica. En el banco de reciclaje “Rinki”, en pocos minutos el contenedor de recogida de cartón de acero está arriba en el extremo de la grúa. Al presionar el botón de la unidad remota, el dispositivo almacena el peso en la grúa. Esta transacción no requiere más que un simple levantamiento para medir el peso. A continuación, el contenedor de recogida se vacía en el contenedor del coche equipado con un compactador de cartón. Luego se pesa el contenedor vacío para averiguar el peso neto del material recolectado. La información se transmite desde la unidad remota al display del propio coche y de allí con los registros de lugar y hora a los sistemas de información de Urbaser.

La pantalla del automóvil recopila toda la información del punto de eliminación (es decir, lugar, peso y tiempo) y la comunica al sistema del cliente a través de una red de datos. La información llega incluso antes de que el vehículo salga del sitio de recolección.

El uso de la báscula no ralentiza en absoluto el vaciado y la información recopilada está disponible inmediatamente para su uso posterior. El coche de Petteri también tiene el cargador de batería de la báscula. El módulo de báscula usa baterías, ya que la unidad de báscula que cuelga al final de la grúa de carga sería difícil de operar con electricidad. Una batería de repuesto se carga en el salpicadero del coche mientras la otra está instalada en la báscula. Según Petteri, la batería debe reemplazarse varias veces en una semana. Esto lleva aproximadamente un minuto: abra tres llaves hexagonales, apague la batería y coloque otra. La unidad remota notifica el estado de carga de la batería de la báscula. La unidad portátil, a su vez, se carga con un cargador USB. La báscula en sí no requiere mantenimiento.

TOME EL CONTROL DE LA INFORMACIÓN

Un conocimiento fundamental en la logística medioambiental actual es el peso del material recogido. La facturación está cambiando progresivamente de rastrear la cantidad de ascensores a basarse en el pesaje. Esto significa que se pesa todo el material. Además de la facturación, las medidas pesadas se utilizan con fines estadísticos. En el futuro, las unidades se pueden optimizar en función del material recolectado. El gerente Harri Hietala está contento con las operaciones de Tamtron. Un agradecimiento especial va para el departamento de mantenimiento. Si, por alguna rara razón, hay un problema con la báscula, siempre hay instrucciones rápidas para solucionar el problema. Además de esto, las actualizaciones están muy bien informadas por Tamtron.

“Nuestra flota de automóviles se expande aún más antes de que termine el año. También tendrán algunos cargadores, por lo que podría ser un caso en el que vaya a buscar algunas básculas a la fábrica de Tamtron”, concluye Hietalainen.

Texto: Esa Suominen

Más información sobre el sector